La mayoría de la humanidad sufre la misma aflicción: Si no se consigue lo que se quiere se sufre y hasta cuando lo consigues sigues sufriendo porque no lo puedes conservar para siempre.